Glomerulonefritis: complicaciones

Compártelo!

La glomerulonefritis puede dañar los riñones y hacer que pierdan la capacidad de filtración. Esto puede conducir a la acumulación de niveles peligrosos de líquidos, electrolitos y despojos del cuerpo (llamado insuficiencia renal) y privar al torrente sanguíneo de la proteína necesaria.

Las complicaciones de la glomerulonefritis pueden incluir:

  • La insuficiencia renal aguda: La pérdida de función en la parte de filtrado de la nefrona puede causar que los desechos se acumulen rápidamente. Esta condición puede significar que el paciente necesite diálisis de emergencia, un medio artificial de la eliminación de líquidos y desechos de la sangre, por lo general por una máquina de riñón artificial (dializador).
  • La insuficiencia renal crónica: En esta complicación muy grave, los riñones pierden gradualmente la función. La función renal por debajo del 10 por ciento de la capacidad normal indica la etapa final de la enfermedad renal, que normalmente requiere diálisis o un trasplante de riñón para mantener la vida.
  • La presión arterial alta: El daño a los riñones y la acumulación resultante de los desechos en la sangre pueden aumentar la presión arterial.
  • El síndrome nefrótico: Este es un grupo de signos y síntomas que pueden acompañar a la glomerulonefritis y otras condiciones que afectan a la capacidad de filtración de los glomérulos. El síndrome nefrótico se caracteriza por niveles altos de proteína en la orina, lo que resulta en bajos niveles de proteína en la sangre. También está asociado con la hipercolesterolemia y el hinchazón (edema) de los párpados, los pies y el abdomen.
Compártelo!

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí